¡Pareja de baile! 💃🕺🤤

Hoy queremos compartir con vosotros algunos acompañantes para nuestros quesos que juntos, crean una auténtica delicia para el paladar

🍞 En primer lugar, el pan.

Un buen pan artesano, cocinado a fuego de leña, es siempre un delicioso aliado para acompañar cualquiera de nuestros quesucos; para disfrutar del queso como se ha hecho toda la vida en nuestra tierra.

Además, los panes tostados y los «cracker» también hacen una excelente combinación.

En segundo lugar, tenemos las frutas desecadas.🍊

Higos secos, pasas, dátiles, etc. al concentrar todo su sabor dulce, combinan con todo tipo de quesos, aunque especialmente con los curados.

🥜 Los frutos secos son también buenos aliados para casar con nuestros quesos.

Almendras, pistachos, avellanas y cacahuetes ligeramente tostados y poco salados son complementos perfectos para nuestros quesos curados.

🍇 Uvas y queso, saben a beso 👄

Las frutas frescas como las uvas, la pera, manzana, higos… acompañan al queso y realzan su sabor. Son sin duda una excelente pareja de baile que tu paladar disfrutará.

🍯 La miel.

La miel acompaña a los quesos azules realzando su sabor. También suelen casar perfectamente con los quesos frescos. 

Consejos para preservar y consumir nuestros quesos

A continuación vamos a dejaros algunos consejos y sugerencias sobre la conservación y consumo de nuestros quesos. Saquémosles el máximo partido.

Conservación:

Las principales enemigas del queso son la temperatura y la sequedad. Por ello, si lo guardamos en la nevera, será en el compartimiento de las verduras envuelto en su envase de origen o film. Los quesos de pasta dura hay que conservarlos entre los 8 y los 12 ºC. En cambio, los de pasta blanda y azules entre los 4 y los 8 ºC.

Si queremos preservar el queso durante un tiempo largo, nuestra sugerencia es guardarlos en lugares más fríos (de 4 a 6ºC). Además es recomendable hacerlo envueltos en un paño humedecido con agua.

Nunca congelar el queso.

Fotografía de queso artesanal Río Deva.

Consumo:

Uno de nuestros consejos más importantes: sacar de la nevera el queso entre 30 y 60 minutos antes de servir. Esto hace que se atemperen y podamos apreciar todos sus aromas, sabores y texturas. La temperatura ideal para su consumo es entre 18 y 25 ºC.

Por otra parte, recomendamos cortar sólo lo que vaya a utilizar y devolver el resto a la nevera. Luego, cubrir con un paño de cocina húmedo, envoltura de plástico o quesera hasta la hora de servir para evitar que se seque.

Mesa con quesos artesanales para consumir.

Esperamos que os sirvan de ayuda nuestros consejos para preservar y consumir nuestros quesos. Podéis ver todos los productos que tenemos disponibles y recibirlos en casa AQUÍ

También os recordamos que podéis seguirnos en facebook e instagram y estar al tanto de nuestras novedades.

Nacido en los Picos de Europa

Maestros queseros desde 1987

Pago seguro

Envíos gratis a partir de 55€